El galimaties de Frankfurt

by

Rosa Maria Piñol publica a La Vanguardia una entrevista conjunta a Baltasar Porcel i a Quim Monzó sobre la fira de Frankfurt, aquesta respecte de la qual els diaris de Madrid (i també les ràdios, sobretot la dels bisbes) han dit que era una fira on van només escriptors de segona.

Jo no ho crec, això, i tampoc m’importa gaire el que diguin aquests mitjans de comunicació que –la informació era de la COPE- asseguren que “incluso se ha invitado a escritores de Baleares y de Valencia, pues no eran suficientes los de Cataluña cuando cualquier persona con dos dedos de frente sabe que el Valenciano y el Catalán son lenguas distintas.”

De l’entrevista, us en transcric només dues preguntes que han tingut unes respostes que m’han semblat interessants:

L.V.- ¿Lamentan que los escritores en castellano hayan declinado asistir a la feria?

B. P. – No lo lamento. Es un tema político. Aunque creo que, políticamente, hubiera sido mejor contar con su presencia. En todo caso, han sido invitados. Y no van porque no quieren. Todo esto contribuye a enredar las cosas. Pero lo cierto es que a mí el Estado español nunca me ha invitado a una feria del libro. Al parecer, no soy considerado un escritor español.

Q. M. – Conozco a los escritores en castellano y salgo de copas con muchos de ellos. Pero no veo que su ausencia en la feria sea una carencia. Cuando España es el país invitado, ni catalanes, ni vascos ni gallegos aparecen. Y si aparecen, lo hacen de una manera residual, participando en una mesa redonda junto a la puerta de los lavabos.

L.V.- ¿Eran partidarios de la presencia de los autores catalanes de expresión castellana?

Q. M. – Hubiera sido partidario de ello si tuviera una idea nacionalista de Catalunya. Puede parecer una contradicción. Pero lo cierto es que las tradiciones literarias, las literaturas nacionales, se están diluyendo en una única cultura universal. Y lo único que nos sirve para juzgar una literatura es la lengua. Y la literatura catalana es la que se escribe en catalán.

B. P. – Yo he escrito varios artículos defendiendo la conveniencia de que fueran los castellanos. La literatura catalana es una, pero la cultura es más compleja, el hecho cultural es común. Esto es muy claro.

Anuncis

%d bloggers like this: