Sobre els perills que ens envolten

by

Sortosament, davant la improvisació dels polítics (i d’algun president d’un alt tribunal de justícia) surten veus de gran rigor intel·lectual que ens lleguen determinades reflexions que et conforten i et reconcilien amb el teu univers mental.

De fet, des dels atacs terroristes contra Occident, vivim una psicosi que es manifesta, no només en mesures de seguretat dubtosament eficaces, sinó també en opinions que, d’una manera continuada i crec que poc reflexiva, apunten a la desfeta dels nostres valors. Davant això és esperançador llegir comentaris com el següent de Lluís Foix, a La Vanguardia:

El peligro para la sociedad europea de hoy no va a venir de fuera por muchas que sean las sacudidas que el terrorismo inspirado supuestamente en una ideología intransigente y en una religión integrista siembren en las mentes y en las vidas de los europeos.

El peligro está más bien en que Europa no desentierre sus fantasmas, sus divisiones, sus trifulcas internas que nos lleven una vez más a destruir cuanto se ha construido hasta ahora. Se dice que no hay líderes. Sí que los hay. Lo que ocurre es que son líderes sin ideas, sin convicciones y sin un mensaje central que pueda ser asumido por las mayorías.

Nunca en Europa se había vivido tan bien. Nunca el horizonte de la guerra interna había estado tan lejos. Nunca había existido un conocimiento más generalizado. Y, a pesar de ello, hay miedo, hay inseguridad, hay temor a que algo terrible pueda sobrevenirnos y destruya nuestro modo de vida y nuestra civilización.

En todo caso el desastre no vendrá de unos cuantos locos que se inmolen causando grandes perturbaciones. El peligro lo tenemos dentro si no recuperamos la cultura del esfuerzo, del trabajo, de la prioridad de la ley, del respeto a las opiniones ajenas, de integrar en nuestros valores a cuantos lleguen para vivir aquí.

Una cita del profeta Mahoma que anoté hace años me parece oportuna: “la tinta del sabio es más sagrada que la sangre del mártir”. Pueden hacer mucho daño. Pero no nos destruirán si nosotros no lo hacemos primero.


%d bloggers like this: