Drets al precipici

by

Enric Juliana, l’analista més conspicu de la realitat espanyola d’avui, l’home que mira Espanya des de Madrid, però amb la passió d’un home que se sap català, publica un article brillant sobre la greu realitat política que vivim i sobre les magres perspectives d’èxit que pressuposa al govern de Zapatero. Per als qui no sou lectors de La Vanguardia us en vull destacar els paràgrafs que em semblen claus.

1. Una percepció general del problema

El Gobierno está cayendo por la pendiente. José Luis Rodríguez Zapatero se halla en su momento más bajo desde que llegó a la Moncloa en abril del 2004. Ha perdido esmalte, vigor y credibilidad. Cada vez más gente pone en duda su capacidad para liderar la recuperación de un país que está cayendo, a plomo, desde el sexto piso. Hay nervios en la calle Ferraz y una honda preocupación en los ministerios. Personas próximas al presidente abogan en privado por una urgente corrección de rumbo y de estilo, que nadie sabe cómo concretar. Zapatero trastabillea, el abismo es vertiginoso y el público no está para bromas. Sería aventurado, sin embargo, darle por muerto. No es un hombre que subestimar. Tiene una agilidad gatuna y aún dispone de tiempo.

2. Unes pantomimes que regiren (per la seva inutilitat)

Hay cosas que se saben ver desde Barcelona y que no son tan fáciles de observar desde Rodiezmo, puesto que las montañas selenitas de León, altas, minerales y escarpadas, forman valles muy cerrados. El de Babia es uno de ellos. Sin necesidad de leer a Lakoff, ni de teorizar sobre la política-yoga, la pregunta es simple: ¿se puede gobernar el duodécimo país más rico del mundo, en caída libre, desde la foto de Rodiezmo? Recordemos la imagen de hace una semana en la popular fiesta minera: el presidente del Gobierno, el secretario de la UGT (el cuarto vicepresidente, dicen en Madrid, por su gran influencia en la Moncloa), Alfonso Guerra y dos señoritas con el puño en alto, con ese aire falsamente amenazador que adoptan algunos socialistas modernos cuando saludan a la antigua, como si quisiesen golpear el cielo. En los años veinte y treinta del siglo pasado, las izquierdas levantaban el puño de una manera mucho más contenida, inquietante y severa: el codo recogido y la mano sin sobrepasar nunca la sien. Sin amenazar a las nubes y advirtiendo, en serio, de la posibilidad de un movimiento fulgurante, o de un vendaval histórico (que acabó mal). Era un saludo hegeliano. Lo de las señoritas de Rodiezmo es una pantomima, que la prensa más espabilada de Madrid ha pretendido que se tomaba a pecho. ¡Hay tanto teatro en la capital de España!

3. Uns companys de viatge que de cap manera ens poden salvar

¿Se puede gobernar España con el puño en alto –con ese puño que amenaza sin amenazar y transforma en triste parodia la evocación del pasado? ¿Se puede gobernar España con el único apoyo parlamentario de Joan Herrera, ideólogo del delirante intento de boicot a la cantante israelí Noa en la Diada catalana; con la Esquerra Republicana que, en boca de Joan Puigcercós, acaba de calificar de “banda de corruptos” a los ministros; con los canarios saltarines; con un nacionalista gallego sumido en la melancolía y un diputado del Requeté navarro? ¿Se puede volar alto con el PSOE hundido en Madrid, irremediablemente sepultado en Valencia por el gran espectáculo que se prepara en Benidorm y en gradual retroceso en todo el noroeste?

Des d’abans de les darreres eleccions, Zapatero s’ha mogut només pensant en els seus interessos polítics, però no en els del país. I un cop ha hagut d’acceptar que la crisi era real, i que també –i com!- ens afectava, ha actuat sempre a la babal·là. I una rere l‘altra, ha anat cremant totes les mesures que prenia tan bon punt les posava en vigor. Ara ha decidit cremar el darrer cartutx: el de la pujada d’impostos. I ben vinguda sia si amb aquest augment de la pressió fiscal resolem la qüestió. Però per poc que destriem el seu discurs, ens adonem aviat que Zapatero no sap quins impostos ha d’apujar, ni tampoc fins a quin grau ha d’augmentar la pressió fiscal per afrontar la crisi. De fet, tot dependrà de les aliances que concerti al parlament. I si surt amb barba, doncs sant Josep; però si surt sense barba, el resultat del dibuix serà la Puríssima Concepció. I tan se val! Perquè totes les receptes són bones, si és que el mantenen en el poder.

I el PSOE sense reaccionar. Però… com és possible que un partit tan gran i tan poderós no reaccioni davant la foto de Rodiezmo? Com és possible que no reaccioni davant la inanitat de les posicions polítiques del govern?

I no reacciona perquè és impossible que reaccioni. Amb les actuals estructures de partit que tenim a Espanya, absolutament emmordassades pels qui detenen el poder a les institucions, el debat i la reflexió al seu si són impossibles. I el resultat d’aquesta mordassa l’acabarem pagant tots. Perquè el partit només reaccionarà quan la dreta s’instal·li novament en el poder i el cardenal Rouco inauguri, revestit de pontifical, l’inici de la legislatura.

Anuncis

%d bloggers like this: