Europa i la raó

by

En un article molt sòlid publicat a La Vanguardia, el filòsof i professor de filosofia moral de la Universitat de Barcelona, Norbert Bilbeny, parla d’Europa i de la necessitat d’utilitzar la raó per a afrontar el futur. Us el recomano i us en transcric dos paràgrafs molt bons:

¿Qué valores hay que privilegiar para corresponder a este desafío crucial? La libertad y la tolerancia son importantes. La dignidad y la igualdad, también. Todos confluyen en la democracia y hacen que la seguridad en una democracia esté más segura que en una dictadura, porque recibe el apoyo de la mayoría. Pero el valor que los enhebra a todos es la razón. Un valor europeo expandido al mundo y enriquecido con él, hasta ser del mundo, sin adjetivos. No me refiero a nuestra razón, ni a la del racionalismo en particular. Tampoco a la razón mal entendida como la voluntad de ser racional, lo cual no aclara qué es ser racional. La razón es el pensar, y debiera preocupar que Europa esté hoy poco dada a eso, preocupada no sólo por la identidad, sino por el beneficio material como fin de la vida y la consiguiente indiferencia y relativismo frente a la importancia de lo y los demás.

La razón es el pensar que cuenta. No es un pensar cualquiera, ni tampoco especializado. Y que cuenta en un triple sentido. Uno: no puede ser sino el pensar que precisa del contar, o sea, del hacer cuentas, que es segmentar y recombinar los datos y valores de la realidad, para poder entenderla mejor. Dos: la razón es el pensar que tiene en cuenta, pues además de medir y calcular, interpreta y delibera, sopesa lo que hay o puede haber. Y tres: la razón es el pensar que tenemos en cuenta, porque es el pensar más importante que otros, más técnicos o, por lo contrario, triviales. En otras palabras, razonar es el tipo de pensamiento que sirve para comprender, de un lado, y para complicar un poco más las cosas, de otro lado: es el pensar problemático donde los haya, porque razonar es el pensar que hace que pensemos.

Advertisements

%d bloggers like this: